Archivo

Categories
Portada (146)

Archive 2018
Julio (1)
Mayo (1)

Archive 2017
Julio (3)
Junio (9)
Abril (1)
Enero (8)

Archive 2016
Junio (8)
Mayo (4)
Abril (3)
Marzo (3)
Enero (7)

Archive 2015
Agosto (3)
Julio (2)
Junio (1)
Mayo (1)
Abril (2)
Marzo (4)
Enero (9)

Archive 2014
Agosto (12)
Julio (53)
Junio (11)

Portada

Notapor Erchacho » 24 Jul 2014, 09:10

Imagen

No se puede negar que el lanzamiento tanto de Xbox One como de Ps4 ha pillado por sorpresa a determinadas desarrolladoras, ya que cada vez son más títulos los que se retrasan para 2015 o cambian la fecha para finales de este año. Póngase como ejemplo el retraso anunciado ayer por parte de EA de Dragon Age: Inquisition y Battlefield Hardline.

Es bien sabido que la guerra entre las consolas ha existido, existe y existirá, sin que haya dato objetivo que indique lo contrario, siempre alimentadas por los propios usuarios que defienden a capa y espada "los colores" de la plataforma en la que juegan. Principalmente la guerra, por llamarlo de alguna forma, se centra entre Xbox One y Ps4. Pero algunas veces, son los comentarios de los propios desarrolladores los que fomentan sin querer o intencionadamente el malestar entre los foreros.

Y uno ejemplo de ello, es el que se ha producido recientemente en una entrevista que Ready at Dawn a dado al medio Gamespot, donde literalmente ha dicho:

No podríamos haber logrado esta fidelidad gráfica en otra consola


Lo primero que uno se pregunta es: ¿Ha desarrollado Ready at Dawn algún juego para Xbox One para estar tan seguro de su afirmación?, ¿conocen perfectamente y de antemano los kits de desarrollado que proporciona Microsoft para deducir que en Xbox One no alcanzarían esa calidad?. Es como si 343 Industries hiciese el comentario de que la calidad gráfica de Halo 5 nunca se podría conseguir en PS4. Sino desarrollas en una plataforma, nunca se puede saber con exactitud desde el punto de vista de los gráficos, que impacto puede tener el juego en otra consola.

Esta afirmación podría tener sentido, una vez que se comprobase que beneficios reales tendrá en Xbox One, tanto DX12, como la técnica de Tiled Resources y el esperádísimo rendimiento del poder de la nube de Microsoft. O al menos, para que no se apreciase tanto esa poca imparcialidad, le ha faltado poner como coletilla final en la frase antes mencionada lo siguiente:

No podríamos haber logrado esta fidelidad gráfica en otra consola, pero en un PC con una configuración en Ultra, la calidad gráfica sería superior a la mostrada en Ps4, con unos 60 fps sólidos y además, daríamos la opción a los fans de poder jugar el juego sin el toque artístico y cinematográfico de las franjas negras que tiene The Order 1886.


En cierta medida sin quererlo ni beberlo, Ready At Dawn ha quedado retratada con dicha afirmación. Y como bien todos sabemos: "nunca menosprecies algo que el día de mañana te pueda dar de comer".

cron