Archivo

Categories
Portada (136)

Archive 2017
Julio (3)
Junio (9)
Abril (1)
Enero (8)

Archive 2016
Junio (8)
Mayo (4)
Abril (3)
Marzo (3)
Enero (7)

Archive 2015
Agosto (3)
Julio (2)
Junio (1)
Mayo (1)
Abril (2)
Marzo (4)
Enero (9)

Archive 2014
Agosto (12)
Julio (53)
Junio (11)

Portada

Notapor f5inet » 15 Jun 2017, 12:51

Imagen

El E3 nos ha dejado muchas noticias, pero hay una que nos ha llamado poderosamente la atención: Microsoft y Nintendo han llegado a un acuerdo para permitir Cross-Play online entre sus plataformas y el PC, como mínimo, para los juegos Minecraft y RocketLeague (este último, por acuerdo también con Psyonix, desarrolladora del juego). Sin embargo, en Sony no están de acuerdo con este movimiento y prefieren no abrir su PSN a terceros jugadores fuera su plataforma. ¿Y sabéis que argumento ha dado?

Imagen

Pues sí. Su argumento es que lo hacen para proteger a los menores que actualmente juegan en su plataforma y por mantener la integridad y seguridad de su plataforma. Visto así, parece un argumento de peso, ¿no?

Imagen

No. Realmente no es por eso. La postura de Sony se entiende mucho mejor desde otro punto de vista: el punto de vista Empresarial.

Para empezar, dejemos claro que Sony, con su PS4, es el ganador claro de esta generación, con más del 50% del parque consolas instalada. Según los últimos números estimados por diversas webs, Sony tendría un parque de 60 millones de PS4, por 40 millones de Microsoft-Xbox y 10 millones de Nintendo-Switch. Los números pueden variar un poco arriba o abajo, pero no podemos discutir que Sony ha ganado la generación.

En este punto, a Sony le beneficia una cosa que en Retail se denomina 'Efecto Red'. Por simple estadística, es mucho más probable que tus amigos y conocidos tengan una PS4 en casa, que una consola de la competencia, por lo cual, si quieres comprarte una consola para jugar con tus amigos y conocidos, necesitas una PS4 para jugar con ellos. Este 'Efecto Red', o dominación del mercado, permite tácticas abusivas, como imponer un precio por acceso al servicio más caro que la competencia, no en vano, el coste del servicio Online de Sony (PSN) es el más caro de las 3.

Imagen

Una vez que eres el beneficiado del efecto Red porque dominas el mercado, cualquier movimiento que hagas para romper ese status-quo va en tu contra, y solo un idiota se atrevería a realizarlo.

Microsoft, que domina el mercado PC con Windows, quiere extender su dominación a las consolas, y para ello quiere que todos los jugadores online puedan jugar entre sí, independientemente de la plataforma. En el camino, han convencido a Nintendo, que es un jugador minoritario en el Online, para entrar en el ajo.

Nintendo puede verse beneficiada por esto ya que su servicio online es más barato que el de Xbox Live, pero bastante más caro que el de PC, no obstante, para alguien que esta último en la competición, este es un movimiento razonable desde el punto de vista empresarial.

Pero Sony no. Sony se ve beneficiada del efecto Red en el mercado de consolas. Si entrara en el mercado del Cross-Play ya no sería la primera, sino la segunda (el mercado de PC es brutal aquí), y dejaría de recibir dicho beneficio. Desde el punto de vista empresarial es un disparo en tu propio pie. El público no tendría razón para comprar una PS4 y pagar el carísimo PSN, si con una Xbox ONE S, una Switch o un PC va a poder jugar con sus amigos, aunque ellos tengan una PS4. Es más, Sony hará todo lo posible por dinamitar este acuerdo Cross-Play, ya que aunque ellos no entren, Microsoft y Nintendo van a unir las redes de PC, Xbox y Switch, y pretenden arrebatarle el efecto Red.

Sony no está protegiendo a los niños. Está protegiendo su puñetero negocio. Y hace bien.