Archivo

Categories
Portada (146)

Archive 2018
Julio (1)
Mayo (1)

Archive 2017
Julio (3)
Junio (9)
Abril (1)
Enero (8)

Archive 2016
Junio (8)
Mayo (4)
Abril (3)
Marzo (3)
Enero (7)

Archive 2015
Agosto (3)
Julio (2)
Junio (1)
Mayo (1)
Abril (2)
Marzo (4)
Enero (9)

Archive 2014
Agosto (12)
Julio (53)
Junio (11)

Portada

Notapor Erchacho » 21 Ago 2014, 15:08

Imagen

Desde el lanzamiento de PS4 a nivel mundial, siempre nos la han querido vender como una consola nextgen, con un hardware muy superior a la consola de Microsoft, Xbox One. Pero el tiempo está demostrando que la única consola que se puede considerar auténtica nextgen es precisamente Xbox One.

Es el único hardware Full DX12, pero llama mucho la atención que esa supuesta superioridad de la memoria GDDR5 que se ha estado pregogando a los cuatro vientos, el próximo año se queda como polvora mojada ya que se abandona dicha memoria y justamente se vuelve a la memoria DDR3 hasta que la DDR4 se sitúe en un precio competitivo.

Este cambio de memorias se debe a que la potencia bruta queda en un segundo lugar, donde lo importante ahora es encontrar un equilibrio, la eficiencia por encima de todo, la computación paralela etc. Ya en las última pruebas realizadas con DX12 se comprobó lo eficiente que puede ser una Api reduciendo el consumo sin dar al hardaware potencia extra.

Pero si eran poco los enanos que ya tenía PS4 con sus problemas de calentamiento y ruido y desgastes de los sticks, hoy se ha publicado un artículo en el medio Wccf Tech donde se publica que el ancho de banda real de PS4 no son los 176gb/s que nos han querido vender sino 135gb/s aproximadamente. Si encima se compara con la memoria eSRAM de la X1, la diferencia todavía es mas llamativa a favor de la consola de Microsoft.


La diapositiva viene de una presentación técnica del sistema PS4 de Sony y, como tal, debe ser tratado con la máxima cautela. Sin embargo, por lo que puedo ver, si hay una cosa que no se puede negar, es su efectivo /utilizable/real (lo que sea que quieras llamarlo) ancho de banda disponible para la GPU Pitcairn de la PS4 es de 120 GB/s a 140 GB/s. Con esto quiero decir que éste es el ancho de banda real disponible para los desarrolladores.

El problema es que esto es algo que no debería realmente ocurrir. No a menos que el reloj de la memoria que conocemos sea incorrecto también. ¿Confundido? permítanme explicarlo. El ancho de banda y el reloj de la memoria efectiva están vinculados. así es como va la ecuación. Vamos a asumir una memoria del reloj de 5500 MHz y un bus de 256bits. Esta es la forma en la que la ecuación irá [5500 Mhz * 256 bits = 1408000] luego [1408000 / (8 * 1000) = 176]. Como se puede ver, un reloj de memoria de 5.5 GHz y 256 bit bus tiene que dar como resultado 176 GB/s de ancho de banda. A menos, una de las otras variables sea incorrectas, o la premisa básica es deficiente.



Así que la opción 1 que tenemos es que el gráfico es incorrecto o sesgada debido a un factor desconocido, sin embargo, porque en realidad hay 4 muestras presentes, no creo que ese sea el caso. La segunda opción es que hay un error en el reloj de la memoria y la última opción es que el Bus sea erróneo. Ahora no hace falta decir, que el bus esté equivocado es bastante improbable. La inversión de la ecuación utilizada anteriormente obtenemos [(140x1000x8) / 256 = 4375Mhz] y [(120x1000x8) / 256 = 3750Mhz].

Esto empieza a tener algo parecido a la lógica. La memoria parece estar abajo marcando como el uso de CPU aumenta y aquí es donde la parte "desproporcionada" entra en juego. En teoría como la APU varía entre las tareas intensivas de CPU y GPU intensivo del ancho de banda debe seguir siendo el mismo, 140 en este caso. Pero no lo hace. El ancho de banda total del sistema cae realmente a 120 GB / s, y más si la tendencia continúa. Si usted echa un vistazo a la gráfica te darás cuenta de que el ancho de banda de la CPU es de hecho nulo en la parte donde el ancho de banda de la GPU es más alta. Como se trata de una imposibilidad realista, incluso con el uso muy bajo que busca a unos 135GB/s de ancho de banda al máximo. Este es un desarrollo muy interesante y es probablemente el resultado del hecho de que el corazón de la PS4 es una APU.


Poco a poco las piezas se van colocando en el puzle donde Microsoft con Xbox One va ganando terreno de forma abrumadora sobre PS4. Pero uno se pregunta, ¿Cuál será la próxima sorpresa que nos depare PS4? Lo que ya es un hecho es que PS4 no es la consola que nos dijeron en un principio como auténtica consola nextgen siendo deborada léntamente por el hardware Xbox One.

cron