Archivo

Categories
Portada (146)

Archive 2018
Julio (1)
Mayo (1)

Archive 2017
Julio (3)
Junio (9)
Abril (1)
Enero (8)

Archive 2016
Junio (8)
Mayo (4)
Abril (3)
Marzo (3)
Enero (7)

Archive 2015
Agosto (3)
Julio (2)
Junio (1)
Mayo (1)
Abril (2)
Marzo (4)
Enero (9)

Archive 2014
Agosto (12)
Julio (53)
Junio (11)

Portada

Notapor DEFALT » 16 Mar 2015, 02:14

Imagen


Antes de entrar en detalle sobre el tema (puesto que es algo peliagudo), me gustaría emplear palabras de periodista argentino Juan Quaglia para usarlas como prólogo introductorio y conocer de esa manera, a qué nos referimos cuando hablamos de astroturfing:

“El astroturfing es una técnica de marketing que consiste en ocultar al verdadero emisor de un mensaje publicitario o propagandístico, y hacerlo pasar por una expresión popular y espontánea. A través de este controvertido método, se crea popularidad y masividad ficticias, para que otras personas estén más proclives a aceptar la idea, marca o producto que se desea promover. El término proviene de Astroturf, una marca de césped sintético.

Si bien el astroturfing como práctica no es nuevo en el mundo de la publicidad y el marketing político, sí lo es la palabra “astroturfing” y las nuevas modalidades que han nacido de la mano de Internet.

La simulación de experiencias y recomendaciones de clientes es también otra técnica consabida del astroturfing: se recurre a la publicación de comentarios en sitios web, blogs y foros, simulando recomendaciones de productos y servicios por parte de clientes satisfechos.
Pero hay incluso aún más formas. Se conoce como “astroturfing periodístico” al que se sirve justamente de la credibilidad de los periodistas y medios periodísticos, que de manera consciente (periodistas pagos) o inconscientemente (cuando son engañados por noticias falsas o publicitarias), contribuyen a difundir y masificar un mensaje predefinido[…]”


Imagen

Una vez hecha esa introducción me gustaría referirme al astroturfing de PS4 que está habiendo en los medios españoles y en los foros, principalmente. Los primeros, medios que por defecto, tienden hacia una política versada en publicar todo dato (relevante o no) positivo sobre PS4, todo dato negativo sobre Xbox One y omitir todo aquello que resulte positivo para la máquina de Microsoft. Una sutil directriz marcada desde la línea editorial (previo pago de las correspondientes “compensaciones” en forma de suplementos para el sostenimiento de la publicación, banners, apoyo comercial de tipo asociativo, sobres con dinero (verídico, como puede verse en la imagen a continuación) y determinadas prebendas por el solo hecho de publicar un logo o hablar bien de un producto, aunque sea a base de engrandecerlo). Eso lleva como resultado el que en torno a la figura de PS4, se cree una imagen de “perfección” impulsada desde los “mass media” a la par que se configura otra imagen pesimista, catastrofista y en definitiva, negativa, de su principal competidora: Xbox One.


Imagen



“Ni una es tan buena ni la otra tan mala”, que diría un buen amigo mío. Pero es la perspectiva que se ha creado. Los medios tienen gran parte de la responsabilidad por ello, ya que la difusión de sus publicaciones promueve precisamente el que llegue al gran público masivo, desinformado, que cree en lo que un medio oficial le comunica, pero que no conoce los intereses ocultos que mueven toda la información detrás de cada revista.

Dicho fenómeno (y esto es lo más grave), a su vez, se ve perjudica más aún si cabe por la “labor” de auténticos profesionales en foros y redes sociales. Sí, y por profesionales no me refiero a meros “contratados” para hacer una labor publicitaria al uso, no: me refiero a lo que podría llamarse “astroturfers” en nómina. Empleados de X compañía que pasan por distintos lugares a “evangelizar” no ya a los usuarios de la plataforma fabricada por la compañía para la que trabajan, sino para los usuarios de productos de la competencia. Una nueva modalidad de sabotaje del tipo “underground marketing” (publicidad encubierta).
Imagen

El modus operandi de estos individuos suele estar un tanto estandarizado, ya que presentan pautas de actuación comunes que, sabiendo ya de este fenómeno, los hace fácilmente identificables. Estos usuarios procuran dar una apariencia de la más absoluta normalidad en condiciones convencionales, pero esperan el momento adecuado para ir soltando poco a poco, de manera sutil buscando que no sea apreciable, los datos con tintes o connotaciones claramente publicitarias. Esa pauta se materializa en querer hacer ver a X usuarios que están equivocados, que han tomado una decisión errónea al escoger comprar la consola que han comprado, y tratan de “abrir los ojos” al rebaño para que por el contrario, se decanten por Y otra, la cual según el “profeta” se revaloriza en todos aquellos otros apartados donde la “consola mala” flaquea. Estos usuarios suelen utilizar también una pautas un tanto dinamitadoras de la información, tratando de minimizar el impacto positivo de la información beneficiosa para el producto de la competencia u opacarlo directamente, mientras que por otra parte ensalzan cualquier mínima noticia acerca de la consola para la cual hacen la labor propagandística, tenga realmente relevancia o no.


Imagen

Esto causa el que otras personas, a lo mejor más manipulables, menos avispadas y probablemente con menores conocimientos y formación que estos astroturfers, los sigan como una especie de evangelizadores de la verdad cuyo mantra hay que seguir, generando toda una espiral astrotúrfica de personas normales que se acaban dejando llevar por la corriente marcada por el amigo publicista, esto es, acaban por concebir una única verdad: la que reside en las palabras del astroturfer y se encargan de difundirla por todos los lugares que pueden, muchas veces inconscientemente. Un trabajo que a la compañía le viene de lujo ya que crean un ejército publicitario al que no tienen que pagar y que entra a formar parte de la maquinaria propagandística pretendida.


Imagen



A estos individuos los he visto ya por unos cuantos lugares en la red. Todos estos, sitios en cuyos foros siempre se ven individuos con nicks aparentemente diferentes (que pudieran incluso ser una misma persona con varias cuentas) que se encargan de, como explicaba Quaglia, alabar las virtudes de un producto dando una apariencia de satisfacción y pleno valor a su consola, mientras que relativizan, cuestionan o polemizan todo lo del resto de plataformas, especialmente si son competidoras directas.

Y la cosa es que el común de los foreros, no se da cuenta de que estos personajes pueblan los foros que ellos mismos también frecuentan, y es, como hemos dicho, debido a que usan esa dinámica de adaptación a la masa para crear una imagen de ser “uno más”, cuando la realidad es que no lo son, ya que están trabajando y siendo pagados por ello. Conozco a unos cuantos, de los que tengo referencias tanto personales como profesionales (y tanto de primera mano como a través de terceras personas implicadas) acerca de la labor que realizan. Hablamos de personas ajenas a los medios, de los que luego trataremos separadamente.

Imagen

Quizás a partir de hoy y una vez leáis esta entrada, deberíais echar un ojo las redes por las que posteéis, ya que puede que os acabéis percatando de la presencia de más de uno de estos “profesionales” de la publicidad que tratan de hacer la vida imposible al libre mercado, ya que se sirven de unas funciones hasta hace poco desconocidas para realizar una labor encubierta, imperceptible si no se conoce la manera en que proceden. Cuando veáis a un espontáneo que sistemáticamente se enroca en generar una corriente de convicción acerca de una opción de mercado que minimice las demás como si no existiesen, se esmere de manera exagerada en ello hasta resultar extraño y procure mover a la masa hacia una aparente corriente de opinión, amigas y amigos míos, podréis dar por hecho entonces que estaréis ante uno de estos publicistas. Acabaréis de conocer a un astroturfer de élite y presenciar su puesta en escena.

La manera en que reaccionéis a ello e interactuéis con él/ella, depende de vosotros mismos, según optéis por manteneros fieles a vuestro propio criterio y juicio de valor, o decidáis dejaros llevar por su corriente cuidadosamente introducida en el colectivo donde esté actuando (que es lo que a ellos les interesa, comercialmente hablando, ya que la mayoría de las veces trabajan bajo comisión).

Imagen


Por otra parte, y centrándonos ahora en la actuación de los medios al respecto, podemos hablar de tres perspectivas diferentes:


1.- Teoría mercantilista.

Según los postulados de esta teoría, el trato negativo y cuasi despectivo de los medios de comunicación a determinadas plataformas, se debe a la mera inercia del mercado: en España predomina una marca de videoconsolas por encima del resto y por tanto, los medios se limitan a ofrecer lo que el público mayoritario quiere leer, que no es otra cosa que información sobre su plataforma predilecta, aderezado con sutiles pero constantes “puyas” a la competencia que “demuestren” el poderío de la consola mayoritaria (aunque sea a costa de tirar toda la tierra posible sobre las demás, ya que se trataría en último término de reforzar la imagen de la consola que más vende, aunque para ello haya que propiciar un descrédito de las otras). Los medios necesitan visitas y “movimiento” en sus foros, y ello lo consiguen de la manera que acabo de exponer. Es más por necesidad que por gusto.

2.- Teoría conspiranoica.

Según esta teoría, se trata de aplicar una máxima en virtud de la cual, nada de lo que se dice acerca de las persecuciones a otras marcas es cierto, sino que son simples invenciones conspiranoicas de algunas personas que creen ver fantasmas donde no los hay. En realidad todo se mantiene dentro de una normalidad pero, fruto de la sensibilidad de algunos y algunas, cualquier mínimo movimiento hacia su querida plataforma se aprecia como un ataque, una ofensa. Se trata de compradores frustrados por la adquisición que han hecho y que, de alguna manera, tratan de justificar todo con una defensa a ultranza a base de presenciar supuestos ataques que en realidad no están teniendo lugar.

3.- Teoría del maletinazo.

Según esta teoría (por la cual me decanto) estaríamos siendo testigos, sin saberlo, de un entramado que va más allá de lo que puede percibirse a simple vista: hilado con lo que comentaba hace unos días acerca del astroturfings, muchos medios aceptan “dinero”, incentivos o determinadas prebendas de diversa índole de una tercera compañía a cambio de un trato beneficioso hacia su plataforma en las publicaciones, que a su vez conlleva un “endiosamiento” de lo remunerado y un descrédito de lo ajeno, de manera similar a lo que ocurría en la teoría mercantilista solo que a diferencia de aquélla, en la del “maletinazo” son las compañías quienes pagan a cambio de publicar determinado tipo de información (los medios pasan a ser un tipo de community managers de gran difusión). Esos pagos ayudan al sostenimiento de la revista, proporcionan acceso anticipado a demos de prensa, banners publicitarios y otros acuerdos. Muchas veces, los medios, ante cualquier mínimo atisbo de insinuación en este sentido, esconden la mano y callan. O a lo sumo, invitan a aportar pruebas (como si fuese fácil demostrar un pago en “negro”, en “B”, en sobres. Importes que ni se declaran ni constan a efectos oficiales en ningún registro público ni privado, en definitiva: a todos los efectos ese dinero no existe).

Imagen


Cada uno tendrá su opinión al respecto, pero ya que yo me he decantado por la tercera opción, creo que lo más normal es que de mis por qués:
-Porque me encantaría que me explicasen a cuénto de que se manipula, se omite información positiva, se opaca otros datos negativos, etc a conveniencia, y qué ganan con ello.

-Porque la versión positiva de los acontecimientos solo tiene lugar en una sola dirección, y cuando se produce en otras plataformas, se hace como si no se existiera (una tendencia a minimizarlo todo). Y siempre en el mismo sentido (extraño cuanto menos).

-Porque a través de muchos y diversos testimonios cercanos, te enteras de que en un GAME (sí señores, ni más ni menos que en una tienda de videojuegos a nivel multinacional) vas a comprar X consola, y en lugar de vendértela sin más, te preguntan por qué en lugar de llevarte X consola no te llevas Y otra, que es mejor (totalmente verídico). ¿No se supone que en un establecimiento deben vender TODA la variedad de sus productos y no marcar tendencia hacia una sola en perjuicio del resto?

-Dinero en sobres: esto es de público conocimiento, ya que está en Twitter, en foros y en muchos medios no-mainstream (es algo que no conviene a ciertos intereses). Dinero con invitaciones a comprar una determinada plataforma, promoción que casualmente solo se hace a los integrantes acreditados de la prensa del sector (como hemos visto anteriormente).

Imagen

Pasaremos ahora a desgranar varias de las editoriales digitales más trascendentes en España y a hacer unas valoraciones sobre la repercusión del fenómeno en sus redes sociales, su proyección en aquellos ámbitos reservados para el "chat" entre su público, esto es, sus foros:

Primero tendríamos a Elotrolado, que sin ser una editorial, constituye un foro patrocinado en el que pese a propugnarse una tendencia claramente multiplataforma, también se detectan ciertas prevendas, ciertos beneficios hacia un concreto sector de usuarios.Y por qué no decirlo: el pasotismo y la permisividad con algunas conductas más que extrañas de determinados usuarios (sí, por si nadie logra intuírlo aún, estoy aludiendo a los astroturfers que pueblan el lugar, ¿con el consentimiento o sin él, del staff? No es algo sencillo de dilucidar). Los compañeros Jusilus, BiG Porras y ubn, han sido los últimos afectados (tras Questo, Flashbackman y un servidor, entre otros de los que integran la larga lista de “non gratos”) las últimas víctimas de esa política pasotista de Elotrolado, que prefiere amparar al astroturfer revienta-hilos en lugar de al usuario que postea en el subforo de su plataforma y que trata de centrar el argumento frente a la postura de los astroturfers a la par que los señala (lo cual, parece que es bien tolerado por el staff, que por el contrario prefiere contribuir al engaño, a la farsa por parte de terceras personas). Recientemente, otro forero (theogre), preguntaba al staff del sitio si tenían constancia de estar dando vía libre a ese tipo de individuos, que usaban los foros para promocionar una plataforma denostando otra, a lo cual, obtuvo una ambigüedad por respuesta, nada claro que afirme o que desmienta la fácil cuestión que se planteó.


Imagen

Por otro lado, también estaría Vandal: uno de esos medios que no repara en mostrar abiertamente su tendencia pro-Playstation (visible tanto en el target de su público, contenidos y actitudes de los usuarios que pueblan los foros). Un auténtico cúmulo de lo peor a nivel forero con usuarios que llegan hasta el punto de la persecución externa al propio sitio a nivel personal de tipo “barriobajero”, al “acoso” (literalmente) fuera del foro en sí (seguimiento de identidades reales de otros foreros, captación de datos personales de otras personas, y uso de las redes sociales para su exposición con el material publicado) con exclusión y menosprecio hacia todo otro usuario que no comulgue con el dogma de afinidad incuestionable hacia todo lo rodeado por Sony, donde multicuentas, spammers y astroturfers campan a sus anchas y con el beneplácito del equipo responsable (y donde últimamente parece no existir ni moderación, por las surrealistas y disparatadas situaciones que se dan). Una “jungla”. Un lugar que da literalmente “miedo”. Y al margen estarían los redactores, quienes no esconden al público su preferencia por los dispositivos Sony y que así lo hacen reflejar en sus artículos, análisis y noticias, tanto en beneficio de su plataforma predilecta como en perjuicio del resto. Es lo que la masa de usuarios quiere, y es lo que Vandal le da, sin más. Como en 3Djuegos, pero un escalón aún más pronunciado. Alimentar el amarillismo a la par que se deja completamente abandonada la suerte del foro a lo que decidan hacer sus usuarios con y en él, sin intervenir, para así fomentar la polémica, estimular el flujo de visitas y resultar una práctica del todo rentable. Negocio redondo.


Imagen

En tercer lugar, tenemos a ZonaForo de Meristation. ¿Qué hay que decir de semejante espacio? Pues que durante años y años, fue hogar de multitud de trolls de la red en España y América Latina, de todos los colores y marcas. Un lugar en el que las reyertas trascendían más allá de sus paredes y que dieron luegar, con el tiempo, a desbandadas de grupos de usuarios descontentos que posteriormente, el staff y la redacción, tratarían de recuperar a través de maniobras para incentivar su regreso al foro (básicamente falsas promesas de un lugar más controlado, de fomentar el respeto entre las comunidades de usuarios y no permitir, en definitiva, que los errores del pasado se repitiesen dando opción a las ya citadas reyertas entre usuarios, medidas ninguna de las cuales se ha llevado a efecto a día de hoy, al menos no en la práctica). Los foros de Vandal y Meristation, puede decirse que se nutren mutuamente en cuanto al modelo de usuario que mayoritariamente los habita (cúmulo de astroturfers con otras personas que sin serlo, denotan cierta inestabilidad). Gran parte de esos “foreros”, son los mismos con muticuentas en uno y otro sitio web.


Imagen

El cuarto lugar sería para Hobby Consolas, la famosa revista española en cuya edición física, pone a nuestra disposición cada mes un compendio escrito de aproximadamente 270 páginas de las cuales más de 70 son publicidad. Esta revista ha ido desatándose cada vez más, especialmente en su versión digital, donde tenemos toda una serie de noticias de tinte desmesuradamente positivista para Playstation y catastrofista para el resto, tal y como puede apreciarse en el artículo que preside la columna del redactor jefe, David Martínez, titulada “Sony siempre gana”, o las perlas de Sonia Herranz, directora de Playmanía, que cada vez que acude a una mesa de debate como colaboradora, aprovecha para recordar en cuanto tiene ocasión, que Playstation es su único referente y que ninguna de las otras consolas “le dice nada”. Dejaremos al margen el detalle de hacer videoanálisis multiplataformas con una PS4 y un casco hellghast encima de la mesa (la simbología publicitaria ya revela demasiado) como pudo verse durante la previa de la pasada Gamescom.

Imagen

Como planteamiento final: ¿Se puede decir, por tanto, que estamos ante algo generalizado? Tampoco es fácil precisarlo, dado que si presenciamos una práctica en determinado medio o medios, podríamos llegar a plantearnos por qué no podría suceder en otro u otros también (la posibilidad queda ahí). Pero por ahora,
nos ceñiremos a la más absoluta presunción de inocencia de todos los aludidos y no aludidos.

Únicamente tenemos testimonios procedentes de personas del sector que apuntan que lo ya comentado sobre los sobres, podría ser algo más, podría estar pasando, sin concretar; luego se suman las imágenes que se registraron en el momento en que se hizo público todo el asunto (a lo que, por cierto, se dio bastante celeridad a la hora de pasar página). Al menos podemos decir que se trata de un hecho (aislado o no) que está ahí, que existe, y que ha quedado registrado. Y si enlazamos piezas (testimonios + infografía), parece que el puzzle encajase aplicando la simple lógica. Tampoco es necesario recurrir a cábalas especulativas para extraer las conclusiones, ya que con los (pocos) hechos que hay, los resultados que se obtienen tampoco ofrecen género de duda, pero sigue existiendo la incógnita de una confirmación oficial que, he de decir, tampoco tengo fe en que se produzca ya que de darse, se procurará tapar por todos los medios.

Y es que al leer ciertos noticieros del mundo del videojuego, es inevitable pensar que vienen obrando en la dirección señalada, por simple asociación de ideas y conceptos. Pero por desgracia para nosotros, entramos en un terreno tan obtuso y difícil de transitar, que dificulta enormemente su exacta determinación. Así, como he dicho otras veces, es muy complicado encontrar pruebas de tales actos, pese a que distintos indicadores o referentes apunten a que eso pudiera estar pasando realmente. Por tanto, ahí lo dejaremos, quedando al arbitrio del lector, el elaborar su propia conclusión.

Quizás algún día, gracias a un súbito arrebato de sinceridad, podamos saber más, saber qué hay detrás realmente. O puede que nunca sepamos lo que de verdad acontece entre bastidores. Quizás tengamos razón, o puede que no. De cualquier forma, solo el tiempo lo dirá. Porque algo sí es seguro: que huele muy mal.



Fdo: D.M.A.


NOTA: todos los redactores que figuran en imágenes y que recibieron el famoso "sobre", donaron el importe a diferentes asociaciones benéficas. Ellos mismos desconocen a cuántos más llegó aquél también, por lo que resulta imposible saber qué pasó o qué hicieron en esos otros casos que no han llegado a hacerse públicos.
Última edición por Anonymous el 18 Mar 2015, 17:11, editado 1 vez en total

cron